FIN DE CURSO ESCUELA INFANTIL

Un año más en la escuela infantil celebramos nuestra ya tradicional fiesta de fin de curso, pasamos una preciosa y emocionante tarde junto a nuestros alumnos y sus familias. Fueron innumerables las muestras de cariño hacia todo el equipo, las lágrimas, los abrazos y los besos no faltaron en esta celebración.

 

      

 

A nuestros pequeños alumnos:

No podemos dejar de pensar en todo lo que habéis crecido, ahí estáis diciendo vuestras primeras palabras, parece mentira que sólo hace un año mamá y papá os dejaran en la escuela en manos de profesoras que no conocíais, mientras mamá aguantaba el llanto.

Es increíble todo lo que hemos vivido juntos,  nos alegráis el día con todos los besos que recibimos nada más llegar a la escuela, no sabéis lo que disfrutamos con cada uno de vuestros pasos, lo que nos duelen vuestras caídas y nos enorgullece cada uno de vuestros logros. Nos llevamos con frecuencia el trabajo a casa y también la preocupación si enfermáis.

Sois pura energía, a veces nos preguntamos si habéis recibido todo lo que os merecéis, no sabemos si os hemos dado suficientes besos y abrazos, nosotras creemos que sí (aunque nunca son suficientes…).

No todo el mundo lo sabe, por eso os lo vamos a contar, la etapa que estáis viviendo es fundamental para vuestro desarrollo, debemos cuidar de cada una de vuestras emociones, esas que ahora sólo con miraros a los ojos sabemos que sentís.

Algún día esperamos que sintáis en vuestro trabajo la vocación que sentimos los profesionales que trabajamos cada día con vosotros.

Os encanta cuando hacemos una experimentación, esto forma parte de un proyecto educativo que el equipo de la escuela ha trabajado con cariño y esmero para que aprendáis un montón de cosas que servirán de base en vuestra educación.

Recordad que en esta escuela habéis aprendido a caminar, si os sentís tristes volved sobre vuestros pasos que siempre tendréis nuestro regazo.

 

 

 

Comparta sus opiniones