NUESTRO ALUMNADO DE INFANTIL APRENDE Y DISFRUTA EN SU UNIVERSO PROPIO!

Decía Malaguzzi, pedagogo italiano de los años 50, que los niños tienen tres maestros: el primero, los otros niños, sus compañeros; el segundo, los adultos, profesores, padres, familiares; y el tercero, el entorno construido, su colegio, su casa, su ciudad. En esto nos hemos inspirado en Arcadia para intentar adaptar los espacios de nuestro colegio en los próximos años a cómo aprenden los niños y niñas del siglo XXI, que en nada se parece a cómo lo hacía el cerebro de los que pasamos por las aulas en los años 70, 80, 90 e incluso 2000.

 

La sociedad cambia a toda velocidad, las costumbres y hábitos de nuestros niños (en ocasiones por desgracia, cambian; en otras por suerte, avanzamos y mejoramos) y queramos o no, su cerebro cambia. Un cerebro al que estamos acostumbrando a que todo tiene que ser rápido, impulsivo, individual, tecnológico… Y el colegio, como dice nuestra asesora Mar Romera, tiene que compensar lo que ya no se da en casa (en muchas ocasiones) de manera natural.

Por eso este año Arcadia ha empezado a cambiar su casa por Educación Infantil (y Secundaria, pero principalmente por Infantil).

 

El Universo de las Palabras (Mar Romera y Olga Martínez) que se trabaja como metodología ahora viene acompañado por un Universo físico donde se aprenda a convivir en sociedad, a dominar el espacio desde la calma, la apertura, la luz, la naturaleza…

Por eso hemos derribado muros. Cuando uno derriba muros, suele aparecer la luz, la temperatura se equilibra para todos (no solo para los que tienen la suerte de que este año me ha tocado en las aulas de la sombra), puedo compartir juegos y aprendizajes con otros niños (no solo con los de mi grupo). Las oportunidades de crecimiento personal y grupal crecen por todos los rincones del Universo, no solo en los Planetas que ahora pueblan los pasillos (antiguas aulas de grupo) sino que también nos podemos desplazar a Constelaciones donde vivir el juego simbólico, la lectura, el arte, la comunicación en otros idiomas o el dominio de mi cuerpo y sus posibilidades en la Constelación Psicomotricidad.

En fin, un Universo pensado por y para los niños y niñas que ahora dicen que tienen “un colegio nuevo” para aprender y disfrutar aprendiendo desde la curiosidad de un Universo entero por explorar y convertir en un mundo mejor para todos. Confiamos en que ellos sean los que construyan ese futuro.

  

COLEGIO ARCADIA

 

Comparta sus opiniones